Historia de la Fundación



En el año 1949, con un vehículo Chevrolet adecuado especialmente para el transporte de pasajeros, Don Demetrio Koropeski iniciaba el recorrido entre Apóstoles (Misiones) - Santo Tome (Corrientes), con servicios diarios sobre un recorrido de aproximadamente 80 kilómetros.

Este fue el nacimiento de EL CRUCERO, que extiende luego su recorrido hasta Posadas (Misiones), uniendo las localidades de La Cruz, Virasoro, Alvear y Yapeyú. En 1962, la empresa se traslada a la ciudad de Posadas (Misiones), transformándose en CRUCERO DEL NORTE y amplía su área de cobertura a las localidades de Azara y Santo Tomé, transformándose en una empresa líder generadora de empleos.

En honor a uno de los grandes pioneros que tuvo el transporte en la tierra colorada, la Familia Koropeski decidió homenajearlo, tenía el profundo interés en mejorar su entorno y el de la sociedad dejando su huella en cada emprendimiento. Así nació la Fundación Demetrio Koropeski, que lleva su nombre y sostiene una importante responsabilidad social con la Provincia.